MERMELADA DE CÍTRICOS LIGERA CON SIROPE DE AGAVE Thermomix®

#Confitería y conservas 25 mayo 2018

Buenos días....!! Ayer por la mañana, en una entrega en Ferrol, hablando sobre las ventajas del Thermomix® y entre ellas, lo buenas y fáciles que son de  hacer las  mermeladas, recordé que tenía ésta pendiente de publicar, con fotitos y todo. 


Me encantan las mermeladas de cítricos, con ese sabor agridulce y ésta en concreto con el toque de jengibre, le queda de lujo. En Thermomix® hacer mermelada es un visto y no visto, además es un gustazo, el poder controlar la cantidad de azúcar o como en este caso endulzante, que le queramos poner, para así adaptarla a nuestro gusto.Ingredientes:


1 limón


1 pomelo


2 naranjas


50 g de jengibre freso pelado 


50 g de agua


250 g de sirope de agave o miel


Preparación:


Con un pelador, retire la piel del limón y una naranja (sólo la parte coloreada, sin nada de parte blanca) y reserve. Pele toda la fruta a carne quitando toda la parte blanca, córtela por la mitad, quite todas las semillas y reserve la pulpa.


Ponga en el vaso las pieles de la fruta reservadas, el jengibre y trocee programando 8 seg/ vel 5. Si no queda bien troceado, programe unos segundos más.


Añada la pulpa de la fruta reservada y trocee programando 5 seg/vel 5. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso. Añada el agua ponga el cestillo en lugar del cubilete sobre la tapa y programe 15 min/varoma/vel 1.Incorpore el sirope o la miel, vuelva a colocar el cestillo sobre la tapa en lugar del cubilete y programe 10 min/varoma/vel 1.


Vierta la mermelada en un tarro de cristal esterilizado, tape. Deje enfriar


Conserve en el frigorífico y utilice a su conveniencia


Consejos: Para asegurar la conservación de la mermelada, esterilice los tarros, déjelos secar y vierta la mermelada nada más terminar de hacerla, directamente en los tarros llenándolos hasta el borde. Tape inmediatamente, deles la vuelta de manera que apoyen sobre la tapa, hasta que estén totalmente fríos. En este caso al no llevar azúcar es mejor, conservar en el frigorífico.


Texto y fotografía: Mª Luisa V.